Sebastián Ugarte, jefe de pacientes críticos de la Clínica Indisa, afirmó que la brasileña pudo ver a su pololo el jueves pasado, cuando salió del riesgo vital.


La celebración del cumpleaños de Ignacio Lastra, quien está internado en la Clínica Indisa debido a las graves quemaduras que sufrió tras un accidente de tránsito, también reveló que el ex integrante de “Doble Tentación” ya se reencontró con su polola, la Julia Fernández.

Hace unas semanas la brasileña afirmó que la familia le pidió que no lo viera hasta que mejorara su condición de salud. “Me dicen que tienen miedo de que lo vea. Prefieren que lo vea cuando esté mejor, pero Nacho piensa que yo sigo en reposo (en la clínica). Él también me quiere ver”, afirmó en aquella oportunidad.

Ahora, y tal como quedó registrado en fotos subidas en las redes sociales, Julia pudo ver a Ignacio para festejar sus 27 años. El primer encuentro, eso sí, se concretó el jueves pasado, cuando Lastra salió del riesgo vital.

Sebastián Ugarte, jefe de pacientes críticos de la Clínica Indisa, explicó a LUN que la primera visita de Julia contó “con el apoyo profesional del equipo de salud mental de nuestra unidad, porque puede ser un estrés adicional para alguien que se está recuperando encontrarse con su polola y para ella también”.

“Todo salió muy bien, estuvieron con la sicóloga de nuestro equipo y la hermana de él y después los dejamos solos para que pudieran tener un poco de privacidad y conversar tranquilamente. Estaban felices y conversaron tranquilamente. Estaban felices y este lunes estuvieron nuevamente juntos por el cumpleaños de Ignacio. Ella le llevó una torta de Superman”, contó.

Ugarte agregó que en la acción “participaron varios especialistas en la discusión. Por un lado había que sacar a Ignacio de la situación de riesgo vital, del estricto aislamiento de la Unidad de Cuidados Intensivos a Intermedios, por el riesgo físico, y después vino la evaluación del equipo de salud mental, evaluamos las posibles repercusiones, tanto para él como para Julia. Teniendo todo eso y después de hablar con él y la familia se planificó esto. Fue todo muy organizado y funcionó perfecto”.

Ahora Ignacio se mostró entusiasmado con salir de la clínica en dos meses, para estar junto a su polola el 14 de diciembre, el día de su cumpleaños.


Voz Ciudadana Chile en facebook
Loading...