Hace tan sólo algunos días “ONU Sida” dio a conocer su informe sobre Monitoreo Global del Sida 2017, estudio que permite conocer las cifras de transmisión en los distintos países del mundo.


En el presente informe, América latina aparece como una zona estable en cuanto a la transmisión entre los años 2010 y 2016. No obstante a esto, en nueve de sus países los casos aumentaron, encontrándose Chile en el primer lugar de este alarmante ranking, incrementando sus casos en un 34%.

En el documento, donde también se desglosa la información por regiones, se expone la preocupante cifra de que 7 de cada 10 jóvenes que son portadores de VIH en La Araucanía son aún estudiantes de enseñanza Media.

Como jóvenes comunistas, creemos que el alza en los casos de VIH, sobre todo en la población joven, es el resultado de la irresponsabilidad de un Estado que se ha desentendido de su función educadora y preventiva, donde no se han elaborado campañas de concientización efectivas; ni se han aplicado planes profundos de educación sexual en establecimientos educacionales.

Consideramos imperante el desarrollo de medidas públicas dirigidas a la prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), tanto en la difusión de campañas mediáticas, como en programas de implementación en escuelas, colegios y Liceos de todo el país. Eso sí, para estos efectos la forma en la que se realice es decisiva. No podemos permitir que las iniciativas de concientización sexual sean mermadas por el conservadurismo; los tabúes son los principales perpetuadores de la ignorancia frente a temas tan importantes como una sexualidad responsable, debemos desarraigar los dogmas religiosos que coartan el rol del Estado en esta tarea. Además, el fracaso de los planes educativos frente a esta materia nos recalcan la necesidad de devolverle a la educación su carácter estatal, el diseño y la forma de entregar las herramientas de autocuidado no pueden verse empañados por las voluntades de administraciones municipales y privadas. Se hace urgente una nueva educación pública, una que sea no sexista, verdaderamente laica y que respete y valore la diversidad.

Según el artículo 3 de la Ley del Sida (19779) se establece que: “El Estado arbitrará las acciones que sean necesarias para informar a la población acerca del virus de inmunodeficiencia humana, sus vías de transmisión, sus consecuencias, las medidas más eficaces para la prevención y tratamiento y los programas públicos existentes para dichos fines, poniendo especial énfasis en las campañas de prevención”. No obstante a lo anterior, la última campaña diseñada por el Ministerio de Salud fue realizada y emitida durante los años 2014 y 2015. Exigimos la pronta realización de una campaña de prevención y concientización sobre VIH/SIDA por parte del Estado, una que entregue información oportuna, directa y sin estigmas que vele por el conocimiento y resguardo del pueblo.

Del mismo modo, exigimos que cambie la forma en la que se llevan los procedimientos médicos en hospitales y clínicas una vez que se detecta a una persona como positiva en el virus, pues las y los pacientes suelen ser sometidos a tratos humillantes desde el resultado hasta el transcurso del tratamiento, lo que muchas veces provoca que lo desertan. La salud debe estar al servicio del pueblo sin prejuicios ni estigmas.

Comisión Nacional de Género y Diversidad Sexual.
Juventudes Comunistas de Chile.


Mauro Mura


Voz Ciudadana Chile en facebook
Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook
Compartir
Mauricio Mura Pineda
22 Años | Castellano | Militante de las @jjcc_chile y feminista | Editor Cultural en Diario Al Día | Libro y también en @VozCiudadanaCL «Y hasta sienten» Contacto: mauriciomura@vcc.cl - Twitter: @MauroMura11