A un año desde que ingresó el proyecto de ley que busca regular la filiación de hijos, hijas e hijes de madres o padres del mismo género, madres lesbianas y aliadas feministas comparten sus miradas de lucha contra viento y marea por el derecho de proteger a quienes más aman, sus hijxs.


Por Claudia Amigo

A un año del ingreso del proyecto de filiación para hijos e hijas de madres y padres LGBTI en el Senado, nuestra hija Gabriela, quiso compartir su visión al respecto. Además, Natalia Valdebenito, una aliada feminista se suma a la causa, con convicción comparte su visión al respecto #DDFiliativosAhora.

Hoy 22 de abril se cumple un año desde el ingreso del Proyecto de Ley que Regula los Derechos de Filiación de Hijos e Hijas de madres y padres del mismo género al Senado, luego que el 12 de abril familias lesbomaternales, colectivas lésbicas, feministas y aliadas feministas fuimos al Congreso a hacer entrega del proyecto que fue patrocinado por las Senadoras Isabel Allende, la Senadora Adriana Muñoz, los Senadores Ricardo Lagos Weber, Felipe Harboe, Alfonso De Urresti y apoyado además por los Senadores Juan Pablo Letelier y Alejandro Navarro. Este proyecto es una iniciativa que nace desde la necesidad de regular y proteger el vínculo materno-filial o paterno-filial que ya existe entre madres y padres de crianza y sus hijos e hijas.  Las colectivas que impulsamos este proyecto de ley son: Corporación Humanas, la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, Visibles y Familia es Familia.

La ilegitimidad del Estado que discrimina contra hijos e hijas de madres y padres del mismo género

En 1998 durante la tramitación de la reforma a los derechos de filiación, no se visaron los derechos de aquellos hijos e hijas que provenían de madres o padres del mismo género, dejándolos fuera de la reforma que finalmente eliminó la ilegitimidad impuesta por el Estado chileno en contra de los hijos nacidos fuera del matrimonio y no reconocidos por sus padres. Esta misma ilegitimidad que sostiene el Estado chileno se le sigue imponiendo en contra de los derechos fundamentales de las hijas, los hijos y les hijes de madres y padres del mismo género. Esto debe cambiar, porque no existe justificación alguna que permita que el Estado, que se supone somos todxs nosotrxs, discrimine en contra de las niñas, los niños, les niñes y adolescentes de familias lesbomaternales, transparentales y homoparentales.

Equiparar los Derechos de Filiación de Todxs lxs Hijxs por Igual

El proyecto de ley busca equiparar los derechos de filiación de hijos de familias diversas con los de familias heteroparentales. De tal manera que se logre respetar, garantizar y proteger el interés superior de los niños, las niñas, les niñes y adolescentes de familias diversas que viven las siguientes realidades independientes del estado civil de sus madres o padres:

  • Hijxs de madres que se han sometido conjuntamente a técnicas de reproducción humana asistida.
  • Hijxs de madres/padres que cuidan y crían conjuntamente al hijo de una de ellas quien no tiene paternidad determinada y pueden ser voluntariamente reconocidxs por sus madres o padres de crianza.
  • Hijxs de madres/padres convivientes civiles que desean adoptar en conjunto o co-adoptar lxs hijxs de su pareja.

En el fondo indudablemente cada familia con hijxs es un mundo auténtico y diverso, sea esa familia heteroparental, lesbomaternal, homoparental o transparental. No obstante a esta realidad, que nos enriquece como sociedad, la única diferencia que no puede seguir amparándose bajo el derecho de familia en Chile y que irrefutablemente incurre en discriminación arbitraria por parte del Estado en contra de los hijos de familias diversas, es que sigan viviendo en desprotección e ilegitimidad con respecto a sus derechos humanos al negarles derechos de filiación con sus madres o padres LGBTI, independiente del estado civil de los adultos cuidadores.

Estos son los derechos que en la actualidad y desde siempre han sido negados a lxs hijxs de familias LGBTI en relación a sus madres o padres crianza, pero que son garantizados para lxs hijxs de familias heteroparentales:

  • Reconocimiento Voluntario en la emisión del certificado de nacimiento en el Registro Civil de Identificación.
  • Reconocimiento legal de su propia Identidad Familiar y no la asignada por un Estado que los discrimina.
  • Derecho a contar con asignación familiar
  • Derechos de salud garantizados con cobertura
  • Derechos sociales garantizados
  • Potestad y protección por ambas madres o ambos padres
  • Derecho a Regulación de alimentos y relación directa y regular.

Apoyo Parlamentario

Senadora Isabel Allende “lo que perseguimos es que no haya una discriminación previa, ni prejuicios, que en definitiva le restan a las parejas homosexuales la posibilidad no sólo de poder criar a sus hijos sino que tener la tuición y el reconocimiento. Por ello, este es un paso muy importante, ya que actualmente quedan desprotegidos y sin posibilidad de filiación”.

Senador Juan Pablo Letelier “Espero que este tipo de temas se aborden en la nueva constitución para que se termine este tipo de discriminación. Esto surge en última instancia porque tenemos una constitución poco clara respecto a no tener discriminación entre los niños niñas y adolescentes pero menos entre las familias de nuestro país”.

Senador Felipe Harboe “El objetivo de este proyecto es garantizar que todas las niñas y niños puedan crecer iguales en derechos en Chile y no exista discriminación para ningún modelo de familia, de forma que la ley proteja todos los vínculos filiativos y familiares. Espero que en la brevedad, todas las mamás, biológicas o de crianza, puedan celebrar con sus familias el 8 de mayo, sabiendo que viven en un país que las respeta y protege”.

Senador Ricardo Lagos Weber “acá el tema es cautelar los intereses de los hijos, y los afectos que están ahí, más allá de otras consideraciones que otros pudieran tener”. “Lo que hace este proyecto de ley es abordar ese tema de manera bien directa en las distintas hipótesis que se han puesto. Cuentan con todo mi apoyo”.

Diputada Maya Fernández “Es un derecho de los niñ@s por, sobre todo, porque independientemente de quien sean los progenitores todos los niños y niñas deben tener los mismos derechos y garantías. Igualdad, ante todo”.

Diputado Ramón Farías “tenemos que dar cuenta que nuestra sociedad ha cambiado. Las familias hoy ya no son como nosotros las visualizamos en nuestra niñez que es hombre, mujer, hijos; sino que hoy tenemos distintos tipos de hogares, con dos madres o dos padres y ellos también conforman una familia y esos hijos tienen derechos”.

Diputado Tucapel Jiménez “acá no puede haber ciudadanos de primera y segunda categoría. Este es un tema que viene a mejorar las condiciones jurídicas, sociales de herencia de las familias y si eso no es un tema familiar, yo no sé lo que es”.

Voces en contra de la Nueva Mayoría

Senador Andrés Zaldívar “Si hay filiación biológica, debe reconocerse siempre. Si no hay, no puede asimilarse a nada: eso es hablar de adopción. No hay que empezar a modificar las figuras legales que existen. Se inventan cosas que no existen, si no hay filiación biológica no hay paternidad”.

Senador Manuel Antonio Matta “el proyecto de “comaternidad” homosexual representa la opinión de un grupo de parlamentarios y no de la Nueva Mayoría. En la DC no estamos ni cerca de aprobar eso”.

Apoyo Gubernamental

Contamos con el apoyo del Consejo Nacional de Infancia, la Subsecretaria de Derechos Humanos y Ministerio de Justicia y del Servicio de Registro Civil e Identificación.

Voces de Maternidades Disidentes

Raffaella Di Girolamo psicóloga clínica y aliada.

¿Por qué crees que en Chile sólo se regula o se reconoce los derechos de filiación (independiente del estado civil de las madres/los padres) de hijxs de familias heterosexuales?

Creo que el problema va más allá porque los hijos son los que son reconocidos por padre y madre, o sea las madres solteras como yo, donde tenemos hijos para la sociedad ilegítimos hay derechos que tampoco se les son entregados. Mis hijos no pueden tener cuentas en el banco de ahorro, porque yo soy mamá soltera, o sea hay trámites que mujeres no podemos hacer, ya sea una pareja de dos madres o en una relación cuando una es madre soltera. Son los hijos los que sufren finalmente por como una decide como ser madre, si no es acorde a como la sociedad dice que tú debes ser madre. Siento que sigue siendo un factor de prejuicio, valórica moral, donde la figura de un hombre heterosexual no esté presente, para ellos no es válida.

¿Crees que eliminando los roles de género asignados a los niños y niñas durante las etapas de infancia podría erradicar este prejuicio paternalista que nos afecta como mujeres, madres, seamos heterosexuales, lesbianas, bisexuales o trans femeninas?

Para eliminar los roles ya establecido desde la heteronormativa desde el patriarcado y desde el capitalismo creo que los hombres deben ser incluidos en todas las asignaturas que tienen que ver con el empoderamiento de la mujer. Hay una igualdad que tiene que sumar a los hombres, sumar a las mujeres, para que ambos sean educados a un mismo nivel y entender que si uno no incluya a la familia va a ser imposible generar cambios de paradigmas porque son millones de generaciones que están en la misma. Entonces si no pensamos en la formación ciudadana transversal y universal va a ser muy difícil que estos estereotipos se cambien y en relación a los niños trans, a las niñas lesbianas, lo que hay que hacer es generar espacios donde de nuevo la heteronormalidad donde la cultura, el arte, nos muestren la diversidad de colores, de juegos, de dinámicas, donde finalmente ya no existan roles, sino que existan múltiples roles donde cada uno pueda elegir, no roles preestablecidos. 

¿Además de generar cambios en los hogares, qué se debería hacer a nivel educacional para eliminar los roles machistas socialmente asignados a las maternidades disidentes?

Creo que las mujeres que crían solas las heterosexuales, las lesbianas, son ellas y principalmente sus hijos que son discriminados porque supuestamente no existe una figura masculina por lo tanto hay un rol de la cual son carentes de ese rol que solo lo puede dar un hombre. Las mujeres podemos tener una fuerza una energía masculina suficiente, que solamente la da el hombre. Por lo tanto, creo que las mujeres, madres solteras somos muy discriminadas y los hijos son más discriminados en el plano donde se les cree traumados o con problemas o ya con dilemas por esta no figura paterna y finalmente quien impone ese trauma es la sociedad al constantemente recordarles que son carentes de algo que ellos no han sentido. Yo no puedo echar de menos algo que no he tenido, madre o padre. Es la sociedad la que me dice que yo estoy mal porque supuestamente en algún lado de mi ser yo echo de menos algo que ni siquiera conozco.

Lorena Monsalve psicóloga aliada de Diversidad DDHH y no Discriminación

¿Qué tan perjudicial puede llegar a ser para los hijos, las hijas y les hijes de madres y padres del mismo género el hecho de no contar con el reconocimiento legal del vínculo entre ellxs y sus madres/padres de crianza?

Tiene que ver con la identidad. Cada persona requiere y necesita saber sobre su lugar, la protección redes, afectos, a quien acudir, eso habla de certezas y seguridades y parte de ello tiene q ver con q el entorno reconozca tu mundo como “el mundo real”. Cuando tu mundo en este caso tu familia, no es reconocida legalmente, no es validada y eso genera falta de certeza, falta de tu propio reconocimiento identitario. El reconocimiento de cuidados y amor qué hay en tu núcleo es invalidado y lo que es peor invisibilizado por la legalidad, lo que obliga a colegios y otros espacios a también negarlo ejemplo en caso de emergencia se llamara a la abuela y no a la otra mama.

Entonces, genera negación de tus afectos, de tu “ser en ese mundo” en esa familia homo y lesbomaternal y con ello permite que el entorno lo niegue también dificultando el desarrollo identitario, autonomía, autoestima. Lxs hijxs de familias diversas no se diferencian en nada más que el tener dos mamas o dos papas, desde ahí cuentan con todo para el desarrollo afectivo y cognitivo adecuado y al negarles la filiación será ese factor el que afectará en él establecimientos de sus vínculos primarios y con ello afecte su desarrollo.

Sol y Karin madres de Valentina

¿Qué es lo que más amas de tu hija? 

Lo que más amo de mi hija es que aprendemos una de la otra, ella mira y descubre el mundo de una forma tan diferente a la que estoy acostumbrada que me da una perspectiva contraria a mi lógica, repara en cosas que normalmente los adultos obviamos y así, también amo la forma en la que se concentra cuando hace algo que le gusta, quisiera tener la misma expresión cuando tengo que levantarme a trabajar.

¿Cómo viviste el proceso de preparación para ser su mamá? 

Más que un proceso, fue una decisión que tomamos en conjunto con mi pareja, y en cuanto a preparación sólo leímos libros que te explican que hacer o cómo actuar en caso de ciertas situaciones, pero llevar la teoría a la realidad es muy diferente, casi todo es espontáneo e improvisado, como la vida misma, sólo tratamos de entregarle todas las herramientas a nuestra hija para que ella descubra, decida y juzgue el mundo por sí misma.

¿Cuáles retos o desafíos crees tú que han sido un aprendizaje significativo a través de los años de crianza de tu hija? 

Aprender a guiar su camino, es algo que puede sonar simple, pero en realidad es super complejo, porque basta una mínima diferencia para que ella, o los niños en general, tengan una noción completamente contraria de un tema puntual, los niños absorben todo de maneras que a veces no dimensionamos y creo que como personas es nuestra responsabilidad guiarlos y que ellos decidan por sí mismos, creo que eso es lo más importante que he aprendido con ella y que de otra manera no hubiera entendido,  lo importante que es como le explicamos el mundo a nuestrxs hijxs, lo importante de no continuar con los prejuicios y que sean ellxs mismxs lxs que juzguen luego de tener toda la información y todos los puntos de vista.

¿Qué esperas del Estado con respecto a la tramitación del proyecto de ley que busca regular los derechos de filiación?

Espero que con los derechos de filiación yo sea “alguien” legalmente vinculada con mi hija, que pueda la vida “legal” sin tener que dar explicaciones porque no tenemos ningún vínculo reconocido ante la ley,  porque para ella yo soy su otra mamá pero para el estado no, yo soy invisible y por lo tanto, no tengo los mismos derechos que su mamá biológica, quisiera que con una ley de filiación también se regularan visitas y pensiones de alimentos para hijxs de familias homoparentales, porque también es un tema super delicado, que necesita regulación igual que en las parejas hetero y al final lxs hijxs son lxs que se llevan la peor parte, porque cuando las parejas del mismo sexo se separan, la mamá o papá de crianza va a depender de la “buena voluntad”  de la otra parte para ver al hijx,  eso es terriblemente doloroso e injusto.

¿Qué cambios sugieres que se realicen a nivel educacional con respecto a la inclusión de la diversidad familiar en los colegios?

Creo que la educación parte en la casa, más que un cambio a nivel de los colegios, que en las casas las familias diversas no sean un tema tabú, y que son igualmente válidas, han existido y seguirán existiendo, creo que privar a lxs niñxs de esa realidad es querer tapar el sol con un dedo,  creo que si en las casas se tomara con naturalidad algo tan básico como las familias diversas, lxs niñxs ya llegarían con otra mentalidad y obviamente en el colegio reforzar la diversidad en todo ámbito, no sólo en cuanto a familias diversas, sino a la diversidad en todas sus formas, que alguien o algo sea fuera de lo común no quiere decir que esté mal, sólo es diferente. ¿Hay que cambiar el switch como sociedad, lo que llaman “normal” sólo es lo común, pero lo que no calce dentro de esa etiqueta no quiere decir nada, no es mejor ni peor, somos todos diferentes en formas que ni imaginamos, porqué limitarse en lo “normal” y común?  aprender a no juzgar creo que es un paso importante y fundamental

Claudia Calderón madre lesbiana de crianza de Gabby

¿Qué es lo que más amas de ser mamá de Gabby?

Amo su alegría, su empatía hacía los demás, su gusto por el deporte y todos los gustos que compartimos. Sin duda, el vínculo que se ha generado entre nosotras desde que la conocí es lo más lindo que me ha pasado en la vida.

¿Cómo ha sentido el proceso de ir afianzando a través de los años un vínculo tan fuerte y estrecho con Gabby haciéndole frente a un sistema que las invisibiliza?

El proceso ha sido muy genuino e innato, desde que nos conocimos no nos hemos separado y cada día que pasa trato de hacer que ese vínculo siga creciendo de una manera fluida, lo mejor es que jamás he tenido que forzarlo. Todo se ha ido dando de una manera super natural y eso es maravilloso. Nuestro amor de madre e hija ha sido lo que nos ha ayudado a enfrentar la indolencia e invisibilización del sistema.

La maternidad tiene sus desafíos, en tu caso en particular, ¿cuál ha sido el reto o desafío más grande relacionado con una maternidad no reconocida por las leyes? (Puedes describir con un ejemplo)

El desafío más grande ha sido soportar todas las veces que no he podido tomar decisiones en momentos difíciles cuando estoy sola. Duele bastante no tener voz ni voto cuando yo soy la otra mamá. Por ejemplo, cuando más chica Gabby se accidentaba bastante seguido en el colegio y siempre me llamaban a mí, pero yo no podía tomar decisiones en el hospital entonces teníamos que arreglárnosla para llegar las dos al centro asistencial y poder llevarla.

¿Qué crees que se debiese hacer en el sistema educativo con respecto a la diversidad familiar?

Se debiese implementar una educación verdaderamente inclusiva, donde lxs niñxs puedan realmente conocer lxs tipos de familia que pueden existir, que ya existen y que han existido siempre. Que no solo dependa de la voluntad de algunos educadores, que sea un marco regulatorio general a seguir.

¿Qué esperas del Senado y de la Cámara de Diputados con respecto a la tramitación del proyecto de ley de filiación?

Espero sinceramente que los legisladores tomen las decisiones correctas de una vez por todas, pero dejando sus creencias personales completamente de lado. Es su deber legislar y de esta manera proteger a todxs lxs niñxs por igual. De ninguna manera les estamos pidiendo un favor.

¿Qué sueños tienes para tu hija? Es decir, ¿Qué quieres para su futuro?

Quiero que sea una mujer feliz, ese es mi máximo sueño. Quiero que sepa que puede lograr lo que se proponga, que solo debe trabajar mucho y disfrutar lo que hace. Ahora a corto plazo, mientras dure su niñez quiero poder asegurarle que su país me reconoce como su mami Clau y que respeta su identidad familiar.

¿Cómo te imaginas que cambiará la sociedad una vez sea promulgada esta ley?

Quizá no cambiaría mucho, pero sería una forma de hacerles ver que era necesario, que se estaban vulnerando los derechos de identidad de nuestrxs hijxs, quizá así se darían cuenta que nuestrxs hijxs son los hijxs ilegítimos de ayer y que eso no podía seguir así.  Todxs lxs hijxs merecen que sus madres o padres cuenten con las herramientas para protegerlxs, es una sensación de indefensión muy grande e injusta para ellxs.

Con una demanda ante la CIDH, empujando una reforma legislativa, haber enfrentado al Congreso y con un trabajo de sensibilización y visibilización permanente sobre la vulneración de los derechos de tu hija y los tuyos ¿Qué tan lejos irías para proteger a tu hija, qué falta por hacer?

Ella me da la fuerza para enfrentar a quien sea y hacerle entender que esto no se trata de nosotrxs como adultos sino de los derechos de nuestrxs hijxs. Falta no bajar los brazos, llenarnos de la energía de ellxs para seguir luchando y lograr que pronto sus derechos humanos dejen de ser vulnerados.


Claudia Amigo

Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook
Compartir
Claudia Amigo
Madre lesbiana, activista de #FamiliaEsFamilia. Lucho por los derechos de filiación para hijxs de familias diversas. Twiiter: @claudiaamigo73 Correo: claudiaamigo@vcc.cl