Luego de escuchar dos días de alegatos, los integrantes de la Sala Penal de la Corte Suprema -cuatro ministros encabezados por Milton Juica- se retiraron el miércoles 21 de junio del Palacio de Tribunales sin haber adoptado un acuerdo respecto del recurso de nulidad presentado por la Defensoría Penal Pública, organismo que optó por acudir ante el máximo tribunal para modificar la condena de 26 años de Mauricio Ortega Ruiz. Los jueces quedaron de estudiar los antecedentes.

El desabollador y pintor, de 42 años, fue condenado el 2 de mayo por el Tribunal Oral de Coyhaique como autor de una brutal agresión en contra de la madre de sus dos hijos y ex conviviente, Nabila Rifo Ruiz, de 28 años, ocurrida la madrugada del 14 de mayo de 2016.
El caso se transformó para la Fiscalía de Aysén, el Ministerio de la Mujer y una serie de agrupaciones pro derechos femeninos en un emblema de la violencia de género: según se estableció en la condena de primera instancia, durante la agresión Ortega no sólo golpeó con piedras en reiteradas ocasiones a Rifo, quien estaba en el suelo, sino que, además, la dejó abandonada en el lugar, ubicado a escasos metros de su hogar, y regresó con un objeto cortopunzante con el que extrajo los globos oculares de la joven, dejándola ciega.
Incluso, la propia Presidenta Michelle Bachelet fue a visitar a Rifo a la Posta Central, en Santiago, donde había sido trasladada debido a la gravedad de sus lesiones, y volvió a reunirse con ella tras el juicio oral, en Coyhaique.

Poco después de dictarse la condena en el Tribunal Penal de Coyhaique -en un voto dividido-, Ortega contraatacó. El 15 de mayo su defensa presentó ante la Corte Suprema un recurso de nulidad para dejar sin efecto el juicio oral y volver a iniciar de cero el caso. De no producirse esta última situación se solicitaba -en su defecto- modificar la condena de 26 años por la agresión a su ex pareja.

El próximo martes, a las 13 horas, se conocerá en Santiago la sentencia. Así lo dejó establecido el ministro Milton Juica cuando terminó la presentación de la defensa de Ortega y la fiscalía. El magistrado, además, tiene por misión redactar el esperado fallo.

La defensa de Mauricio Ortega, su ex pareja, consiguió que la Corte Suprema redujera en ocho años su pena de cárcel, según indica La Tercera.

El ataque a la mujer fue obra del padre de sus hijos, quien tras propinarle varios golpes con una piedra, le mutiló sus ojos con un objeto cortopunzante.

En un principio, el castigo era de 26 años en prisión para su agresor. Sin embargo, los jueces desestimaron que se tratara de un femicidio frustrado, lo que fue clave para modificar el fallo.

Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook
Compartir
Wilson Peralta
Editor en Voz Ciudadana Chile - Tu portal de Noticias que busca informarte día a día. Twitter: @Bocaeresmivida - Correo Electrónico: wilsonperalta@vcc.cl