No puedo dejar de comentar la más reciente intervención del equipo periodístico de Frente Fracasados, quienes fueron a la marcha organizada por la denominada “Familia Militar amigos prisioneros del pasado”.


Nada de prisioneros del pasado… son genocidas, y así hay que llamarlos. Cobardes uniformados que asesinaron, torturaron y que hoy se encuentran alojados en el Hotel Cinco Estrellas para criminales Punta Peuco, cuyo anuncio de su próximo cierre de la Presidenta Bachelet motivó a esta organización de familiares de genocidas a “protestar” por las supuestas injusticias que cometen con quienes ellos dicen “salvaron a Chile”. Pero de ese penal no me referiré por ahora, voy a hablar de esa gente… esa que me produce vergüenza: Los Pinochetistas.

La podredumbre se apodera como una gangrena en estas personas para defender la “obra” del más cobarde genocida de latinoamérica y quizás del mundo, como lo fue Augusto Pinochet Pinochet Ugarte: Ladrón de mano larga para su propio bolsillo, aprovechador, oportunista, ególatra-mesiánico, matón, genocida y traficante ilegal de armas, empañando el nombre de Chile, todo por su cochino lucro personal. Tonto útil de USA coludido con la CIA, besador de crucifijos, hipócrita con ideales de cartón, el vendido cobarde más gran del mundo sobre una enorme pila de inocentes muertos, torturados y vejados con la crueldad cobarde de sus verdugos; “los pobres viejitos de Punta Peuco”.

Los pinochetistas, también conocidos como “FACHOS” son un reducido grupo de “personas” partidarios de la Dictadura Militar que azotó Chile entre 1973 y 1990. Si bien, fueron muchos los personajes que participaron de esta, su devoción se concentra en el Dictador Augusto Pinochet Ugarte -alias Daniel López- quien encabezó este régimen de terror ensuciando la historia de Chile con los más de 3.500 compatriotas inocentes que murieron durante estos nefastos 17 años de DICTADURA MILITAR.

Los pinochetistas han estado vinculados desde siempre con los militares y tienen como aliados a la derecha política. Ven en el reproche que contra ellos hacen hoy la izquierda política chilena como una estrategia de “promover odios añejos”. A cambio el Pinochetismo propone abocarse a los problemas políticos actuales y la amnistía, para la protección de militares y civiles que violaron los derechos humanos durante la dictadura. Es decir, populismo demagógico en toda la extensión del término.

Lo preocupante es constatar que la más dura derecha sigue convencida de que el golpe de Estado, las muertes que hubo y todas las violaciones a los derechos humanos de miles de compatriotas, fueron situaciones absolutamente necesarias y que además no fue tan agresiva la violencia ejercida por los militares, Pinochet y las Fuerzas Armadas. Eso es lo que esta GENTUZA FASCISTA dejan ver en sus misivas y pensamientos estiercoizados de sus uni-neuronales cerebros.

Lo que nos queda claro a la gran mayoría de chilenos es que la derecha ha tratado de vestirse de demócrata todos estos años, pero con esas mentalidades que tienen, se evidencia que el lobo sólo estaba disfrazado de oveja. Ello constituye la razón más profunda del por qué la ciudadanía, mayoritariamente no confía ni vota por la derecha en Chile, la encuentra cínica, oportunista, abusiva con el débil, intolerante, autoritaria y machista.

Chile clama por más democracia cada día y para nunca más se produzcan los horrores que siempre nos avergonzarán frente a la comunidad internacional. Entonces, ¿en qué Chile vive la derecha que con su silencio demuestra que comparten más allá al afirmar que lo que hicieron las Fuerzas Armadas, dirigidas por el cobarde dictador Pinochet, fue evitar una “guerra civil”, agregan y afirman que ésta fue una solución, argumentando que el “Gobierno Militar” (DICTADURA MILITAR), fue “La Limpieza de Chile y la Salvación de las garras del Yugo Marxista”.

Hoy es difícil estar en los pantalones de la derecha chilena. El costo negativo de sus pensamientos resultan incuestionables más allá de que sus timoneles hayan intentando desmarcarse de lo que realmente son sus verdaderas caras fascistas.

En definitiva la izquierda y Chile entero, debe agradecerle a la derecha que siga siendo tal como es, ya que por el esfuerzo de ellos, nuestra izquierda podría seguir gobernando por muchos años más.

Pueden seguir haciendo lo que quieran, incluyendo otros actos de ignominia y miseria humana, pero en su fuero interno todos saben que vivimos en un país lleno de heridas sin cicatrizar y de injusticias sin respuesta. Y así las cosas, aquellos que burlan del dolor humano sólo demuestran su pequeñez de espíritu, su ignorancia, su insensibilidad y su estupidez.

Felipe Henríquez Ordenes


Voz Ciudadana Chile en facebook
Compartir
Felipe Henríquez Ordenes

Zurdo, DDHH. Ateo BRAVO. En la búsqueda de la verdad y justicia. Autor de los Retazos de la Memoria Chilena.

Twitter: @PipeHenriquezO – Correo Electrónico: fhenriquez@vcc.cl

Loading...