Por Trinidad Lathrop


Hace menos de un mes los camioneros amenazaban con movilización, días más tarde, todos hablaban de un acuerdo. NO habría paro ni bloqueo de carreteras. El gobierno se felicitaba por su gestión de diálogo, pero muchos nos preocupamos, porque no conocíamos el texto del acuerdo.

Fueron los mismos camioneros quienes filtraron esa información a la prensa… parte de su declaración, del día 5 de septiembre de este año, 20 días antes de los allanamientos y detenciones de dirigentes mapuche, decía que se crearían nuevos cargos, como un fiscal preferente para robos de camiones, “poniendo foco en hechos de carácter terrorista” y que el gobierno pondría suma urgencia a un proyecto de ley, que ya se encuentra en la cámara, para “mejorar” la actual Ley Antiterrorista, agregando como agravante a un acto terrorista el hecho de acometerse contra un camión. Si, un camión. También señalan que habrá presupuesto para ayudar a las “víctimas” de quema terrorista de camiones. Y pongo víctimas entre comillas, porque de la declaración no se desprende si la víctima es el conductor, el dueño del camión, la aseguradora o el camión mismo.

Así, 20 días después, periodo en que la fiscalía y la dirección de inteligencia de carabineros realizaron una “exhaustiva investigación”, se lleva a cabo la “Operación Huracán”, que dicho sea de paso, algún día será tratada en los libros de historia. El Estado desató una persecución contra dirigentes de diversas comunidades, y detuvieron a ocho de ellos, a los que se agrega la reciente detención del Lonko de la Comunidad Autónoma de Temucuicui. Machis y lonkos, descabezando la organización mapuche.

El Estado de Chile, llama y trata como terroristas al pueblo mapuche, que vive el asedio y el despojo de sus tierras por parte de las empresas forestales, y cae de rodillas ante un grupo de mafiosos que amenazan con paralizar a un país completo de no cumplirse sus demandas. Curiosa visión de lo que es el terrorismo…

Pero, la comunidad internacional no ha guardado silencio: “El Comité contra la Tortura (CAT) manifestó en 2009 que “le preocupan las numerosas denuncias recibidas que apuntan a una persistencia de actuaciones abusivas por parte de los agentes policiales contra integrantes de pueblos indígenas, en particular, contra miembros del pueblo mapuche. Le preocupa al Comité especialmente que entre las víctimas de esas actuaciones se encuentren mujeres, niños, niñas y personas de avanzada edad”. El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) subrayó la violencia padecida por mujeres en el contexto de protestas mapuche, así como su falta de acceso a la justicia”. (1)

“Observaciones de similar índole ha hecho sentir el Informe Periódico Universal de 2009 sobre Chile, el Comité contra la Discriminación Racial (CERD), el Comité de Derechos Humanos (CDH), el Comité de los Derechos del Niño (CDN), el Grupo de Trabajo sobre Mercenarios y Guardias Privados, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y el Relator Especial sobre Derechos de los Pueblos Indígenas. Hace pocos años este advirtió que “[…] la comisión de eventuales actos de violencia no justifica en caso alguno la violación de derechos humanos de la población indígena por parte de los agentes policiales del Estado”. (2)

“En Diciembre 2016 se publicó el Informe del Sub Comité Para la Prevención de la Tortura sobre su visita a Chile, en donde, además visitaron una de las zonas en conflicto. Entre sus recomendaciones al Estado de Chile está lo siguiente: Uso de legislación especial contra personas mapuche: El SPT recomienda que el uso de leyes penales especiales en contra de personas pertenecientes al pueblo Mapuche debe cesar de inmediato y que la ley antiterrorista debe aplicarse únicamente a delitos terroristas, en una interpretación restrictiva de este tipo penal y debe evitar su aplicación a actos de protesta social de cualquier grupo, incluyendo el pueblo Mapuche”. (3)

En el Informe del Relator Especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, Ben Emmerson , Misión a Chile, señala “El Relator Especial cree que aplicar la legislación antiterrorista a los participantes en protestas mapuches por las tierras es parte del problema y no de la solución. Se ha vuelto contraproducente para una solución pacífica del tema mapuche y no debe continuar”. (4)

Y agrega: “93. El Relator Especial recomienda que todas las disposiciones que tipifiquen delitos en la Ley Antiterrorista se conformen estrictamente al principio de legalidad. Toda tipificación como delito de la actividad terrorista deben formularse en términos expresos y precisos, que permitan a las personas regular su propio comportamiento. En particular, la definición de delitos de terrorismo debe limitarse exclusivamente a actividades que supongan o estén directamente relacionadas con el uso de violencia letal o grave contra civiles”. (5)

Pero esto no termina aquí, el general inspector de carabineros Blu, señala que habrá más detenciones, que se está vigilando las comunicaciones privadas de ciudadanos que resultan “de interés”. El mismo Blu, señala que le está pidiendo más facultades al estado en su lucha contra el pueblo mapuche, hablan de tráfico de armas desde Argentina. Comunidades pobres de mapuches argentinos financiando la “guerrilla” de mapuches pobres chilenos. Solo falta la carpa del circo, porque la Araucanía se llenó de payasos y equilibristas.

Como si eso no fuera poco, las empresas forestales, las mismas que han usurpado los territorios mapuches usan a carabineros de Chile, que nosotros mantenemos, como guardias de seguridad.

Recién, hace un par de días, dos carabineros se dieron vuelta en una camioneta de una empresa de seguridad de las forestales, mientras patrullaban en Lanco. Burgos aplaude, y señala que la Ley antiterrorista funciona muy bien. La subsecretaría del Interior aparece en Twitter festejando la prisión preventiva de los imputados. Ya no solo violan el estado de derecho y los derechos humanos, lo hacen públicamente y sin pudor alguno.

Diputados y candidatos salen a aplaudir detención de “terroristas” que “NO HAN SIDO JUZGADOS”.

Al mismo tiempo, carabineros declara que unos supuestos whatsapp “como prueba inicial, podrían servir” solo falta probar a que teléfonos pertenecen dichos mensajes… o sea, de existir, pueden ser de cualquiera.

La directora ejecutiva de Amnistía Internacional, sección Chile, Ana Piquer, señaló: “Hemos venido por años planteando nuestras preocupaciones de que la ley antiterrorista no está a la altura de los estándares de un debido proceso y de los Derechos Humanos y que en Chile debiera evitarse la aplicación de la ley mientras no se reforma y se ponga al nivel de los estándares internacionales”.

Por su parte, el Instituto nacional de Derechos Humanos, desde el año 2010, sostiene que el estado “debe abstenerse” de usar la ley Antiterrorista porque vulnera gravemente los derechos humanos. Pero el Estado lo sabe y a consciencia, trata al pueblo mapuche como enemigo, y a consciencia, viola sus derechos humanos.

Para rematar, el canal de Luksic, un poderoso empresario, con intereses en forestales, Quiñenco, Colcura, etc. exhibe un supuesto grupo de mensajería entre los mapuches detenidos, donde se ponen de acuerdo para quemar camiones, con nombre y apellido, en una burda falsificación de un chat, con sus fotos, a pesar de la prohibición expresa de la jueza de garantía de Temuco de exhibir nombres o imágenes de los detenidos. Mientras la franja decía: así de ponían de acuerdo… no hay presunción de inocencia para los mapuches. Ante los reclamos de la ciudadanía, hacen desaparecer la nota de todos sus portales en internet.

No hay certeza del delito, no hay certeza de la participación de mapuches en la comisión del delito, no hay certeza que sean estos mapuches los autores de algún delito, pero están presos, fueron exhibidos como terroristas, y el estado celebra. La moneda de cambio, para que este gobierno no debiera enfrentar un paro de camiones, fue el pueblo mapuche. Ellos pagarán el precio del alza del gobierno en las encuestas de opinión. Sus niños, mujeres, ancianos, machis y lonkos…Y esto va a crecer, acuérdense.

Los sospechosos irán en aumento: anarquistas, les dicen a cualquiera que proteste, los inmigrantes, las feministas… seremos tarde o temprano, si es que no lo somos ya, grupos de interés para las agencias de vigilancia. Entonces revertir el proceso será aún más difícil. No es buen negocio callar hoy.


Fuentes:

1, 2 y 3: declaración pública de la Fundación 1367, Casa Memoria José Domingo Cañas
Comisión de Observadores de Derechos Humanos Casa Memoria José Domingo Cañas
4 y 5: Informe del Relator Especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, Ben Emmerson, Misión a Chile.


Trinidad Lathrop Leiva


Voz Ciudadana Chile en facebook
Loading...