Querida Loreto Iturriaga, te voy a contar una historia, para que cuando despiertes de tus fantasías, no estés tan perdida.


Hoy, tempranito en la mañana recibí un llamado telefónico anónimo. Me llamaron a un número antiguo que yo mantengo, no es mi teléfono habitual, fue mi primer número celular, lo mantengo hasta el día de hoy por cariño. Así que el matón que me mandaste a amenazar hizo un pésimo trabajo, o al menos a medias, porque debería llamarme a mi teléfono oficial. La voz de un hombre me amenazó con sus lindos improperios; Que si salía a la calle me podía atropellar… Ups…¿Me podía atropellar? Que no me metiera con ustedes porque el marxismo-leninismo-maoismo-comunismo… y todos los ismos habidos y por haber que tan graciosamente inventan ustedes -solo me queda reír porque esto realmente es patético-, ya que la “izquierda” no puede volver a existir, etc, etc.

Desde hace un tiempo a esta parte, he recibido amenazas tan absurdas, como la vez que me invitaron a dar “un paseo en helicóptero y conocer el fondo del mar”. O cuando me amenazó una cuenta de twitter llamada “Húsar de la muerte”, un fake en twitter que no sólo me amenazó de muerte a mí, o a mi querido editor Felipe Henríquez Ordenes, y a varios compañeros que compartimos en la lucha por la verdad y justicia. Ah, por cierto, confirmamos que el famoso “Húsar de la muerte”, era el mismísimo Álvaro Corbalán, el muy cobarde tuiteaba con Sergio Melnick a través de un dispositivo de internet huawei, que le confiscaron pocos meses antes que se lo llevaran a la Cárcel de Alta Seguridad. La mano derecha del dictador Pinochet, tuiteaba desde -como tú dices- el “campo de concentración” de Punta Peuco.

En fin, Loretito, te cuento que también un ex CNI se metió en mi facebook a comentar… ese era amiguito de Checho Hirane, y me habló cosas muy específicas que nadie sabe de mi padre. Como ya te he contado la historia que fueron militares como tu padre quienes lo mataron a mi papá, solo porque el Capitán del Ejército de Chile, Osvaldo Heyder Goycolea nunca obedeció a cobardes como tu papito a matar a chilenos. Él (mi padre) no empuñó las armas como SÍ lo hizo tu papito para matar compatriotas. Vuelvo a recordar la historia, solo para que te quede claro la gran diferencia que hay entre tu asesino “papito” y el mío… mi padre, un héroe anónimo, cuya silenciosa epopeya, lo transforma en los verdaderos militares del pueblo.

Oye, Loreto, si tú pretendes hacerme creer que estamos volviendo a la época de la dictadura, donde era habitual las amenazas de este tipo. Donde los CNI y los miembros de los aparatos represivos de la dictadura amenazaban a nuestros compatriotas, cosa que hicieron, si hasta torturaron y mataron fíjate. Así mismito como lo hacía tu padre, cuando bajo el mando del oficial de Ejercito Raúl Iturriaga Neuman cometió decenas de secuestros y desapariciones. Cuando tu papito estrangulaba gatos con sus manos como parte de la instrucción para que los detenidos vieran su “rudeza” y se asustaran.

Loreto, no seas tonta, porque jamás, nunca me vas a intimidar con tus perritos falderos. ¿Qué te has imaginado que soy yo? Ponte en tu lugar Loretito, no dejas de ser la hija de un cobarde genocida, no solo eres eso, también confirmo que tienes los mismos rasgos psicóticos de tu padre, un enfermo de la mente igual que tú, que piensas que con esas amenazas me harás desistir de la querella que estamos llevando a cabo para que dejes de hacer apología al Terrorismo de Estado en los medios de comunicación.

Loreto, este acto solo me confirma que no estoy errada en mis actos, te comunico a ti y a tus cobardes amiguitos -cobardes igual a tu padre- que seguiré mas firme que nunca, denunciando las atrocidades, las violaciones de Derechos Humanos que aun estás sin justicia. No decantaré ante la querella que vamos a hacer en tu contra… hoy día ya a nadie le saldrá gratis en Chile decir que “las torturas nunca existieron”, o que los “detenidos desaparecidos están vivos en Europa”, aberraciones que dijiste con tus amiguitos Julio César Rodriguez en la Radio Bio Bio, o Ignacio Franzani en Mentiras Verdaderas, aunque a este último al menos te corrigió y rebatió tus fantasías.

Loreto, ¿Qué te has imaginado?... dile a tu amiguito que me llamó que NO LE TENGO MIEDO, ni a él ni a nadie. Seguiré en la lucha contra el fascismo, y jamás me van a callar con absurdas amenazas. Dile además a tu amiguito que los cobardes soldaditos de Pinochet hicieron un pésimo trabajo, porque acá estoy yo VIVA, no solo yo, sino que tantos compañeros y compañeras sobrevivientes. Hicieron un pésimo trabajo… les faltó matarnos… no nos mataron a todos/as, fijate, Loretito.

Ya todos/as saben… si me llega a pasar algo, fue Loreto Iturriaga Baeza.


Cecilia Heyder Contador

Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook
Compartir
Cecilia Heyder
Activista DD.HH - Primera usuaria de Cannabis reconocida por el Estado Chileno. Por una Salud igualitaria y de calidad Cannabis. medicinal Recreacional y Espiritual. Autocultivo - La dignidad. Los Derechos Se Defienden, No se Venden !Que el pueblo Mandé! Contáctame en mi twitter: @ceciliaheyder o a mi correo: ceciliaheyder@vcc.cl