El párroco de Purén, Carlos Aedo Martínez, fue suspendido de sus labores pastorales por una denuncia de abuso sexual en su contra.


De acuerdo con la acusación ingresada el 7 de octubre a la Vicaría Judicial del Obispado de Temuco, el crimen ocurrió hace 27 años, en Galvarino.

“Mientras dure el proceso, el presbítero, junto con dejar la parroquia, quedará restringido en el ejercicio público del ministerio sacerdotal“, dijo el Obispo de Temuco, Héctor Vargas.

Párroco de Purén, Carlos Aedo Martínez | Foto: Purén Al Día.cl

Vargas remitió los antecedentes a la consideración de la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano, y solicitó el levantamiento de la prescripción por el tiempo ya transcurrido.

En su momento, la denuncia fue revisada por la justicia civil, dictando la absolución del religioso.


Voz Ciudadana Chile en facebook
Compartir
Maximiliano Retamal

Autor … Civil Industrial, en búsqueda de la verdad y justicia. Azul Editor en @VozCiudadanaCL. Twitter: @MaxiRetamalS. Corrreo: maximilianoretamal@vcc.cl.

Loading...