Demoras en pago de reembolsos y licencias, son los problemas que persisten de la isapre Nueva Masvida.


El fin del corralito para los afiliados de Masvida que decidieron quedarse en la isapre Nueva Masvida trajo problemas aún más complejos al existir información clara acerca de cómo y dónde presentar reclamos.

Una situación que se repite es el no pago de reembolsos por prestaciones y licencias médicas. En algunos casos, con la esperanza de recibir su dinero de vuelta, se recurrió a los ahorros y el endeudamiento.

Mientras asumen un costo altísimo, los clientes reciben respuestas como que los pagos se demoran por el proceso de cambio de administración o que deben esperar a que la Superintendencia libere los fondos retenidos como garantías.

A la fecha, la deuda de Masvida es de 37 millones de pesos con sus afiliados y de $67 mil con los prestadores, monto que sería superior al dinero retenido.

Aunque faltan los documentos presentados por ambas partes, desde la Superintendencia reconocieron que “puede un margen no resuelto”.


Voz Ciudadana Chile en facebook
Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook