“La palabra de Dios dice: ‘Para esto apareció el hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo'”. Impactados quedaron muchos expositores en las audiencias por el proyecto de Ley de Aborto en Tres Causales. Marcela Aranda acudió a la religión para argumentar su rechazo al proyecto de Ley impulsado por el Gobierno de Bachelet.


La exposición de Marcela Aranda, quien cobró notoriedad como vocera del “Bus de la libertad”, marcó uno de los momentos más polémicos y comentados de los alegatos desarrollados esta mañana de jueves ante el Tribunal Constitucional, en relación con la ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales.

“Más que un derecho, vulnera lo que dio origen al reconocimiento de esta posición como padres, limita el amor que tenemos por ellos, el amor que nos motiva a pelear la dura batalla de la vida para sacarlos adelante (…) El Estado pretende invisibilizar esta realidad, (que) debilita a la familia por casuística, y es consecuencia de este individualismo que pretende librar a las mujeres de los hombres, a los ancianos de los hijos, a los adolescentes de los padres y a los hombre de su humanidad, que responde a una concertada estrategia de reingeniería social“, sostuvo Aranda, que habló como representante de la Fundación Vive la Fe.

Quisiera terminar felicitando al Gobierno, en la persona de la ministra del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, por la elaboración de un excelente eufemismo, que tiene que ver con el título del proyecto: ‘Despenalización voluntaria del embarazo en tres causales‘. Si me permiten una licencia, soy cristiana, y aquella nación a la que represento no cree en la verdad como un concepto, sino como una persona. La palabra de Dios dice: ‘Para esto apareció el hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo’“, declamó hacia el fin de su intervención.

“Bajo estos principios de nuestra fe, y para que se cumpla toda justicia, quisiera traducir este eufemismo a la luz de la verdad: el proyecto debería llamarse ‘legalización del asesinato o infanticidio con alevosía y tortura prenatal de un niño en el vientre de su madre -en situación de vulnerabilidad- de manera libre“, remató.


Voz Ciudadana Chile en facebook
Compartir
Felipe Henríquez Ordenes

Zurdo, DDHH. Ateo BRAVO. En la búsqueda de la verdad y justicia. Autor de los Retazos de la Memoria Chilena.

Twitter: @PipeHenriquezO – Correo Electrónico: fhenriquez@vcc.cl

Loading...