Un vecino de un edificio de Balvanera se cansó de los gritos que venían de un departamento y decidió pegar un cartel en el ascensor para cortar con la situación. Se sabe que las paredes no suelen ser muy gruesas y que hay gente menos discreta que otra.

“Es verdad que esto es una comunidad de vecinos, pero no necesitamos saber tantos detalles de su vida sexual con sus gritos y pedidos“, arranca el texto escrito de manera taxativa pero con cierto dejo de humor e ironía.

“No estamos juzgando sino sugiriendo que al menos intenten con algún lubricante de los que hay en el mercado hoy en día”, intentó matizar el mensaje al aclarar que solo busca “que la cosa sea más llevadera”.

Al final cierra con una simpática frase: “Sus vecinos, que vienen escuchándolo todo desde hace un tiempo… pero ya tienen los huevos llenos!”.

FUENTE- minutouno.com

Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook
Compartir
Wilson Peralta
Editor en Voz Ciudadana Chile - Tu portal de Noticias que busca informarte día a día. Twitter: @Bocaeresmivida - Correo Electrónico: wilsonperalta@vcc.cl