Un fuerte sismo remeció el martes la Ciudad de México en el aniversario del terremoto de 1985, que dejó miles de muertos y destruyó gran parte de la capital mexicana.


En el de hoy ya se registran 42 víctimas fatales en el estado de Morelos, 2 en el estado de México y 5 en Puebla.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) indicó que tuvo una magnitud de 7,1 grados y que el epicentro se ubicó a cinco kilómetros al noreste de la localidad de Raboso, en el estado de Puebla. El sismo, que tuvo 51 kilómetros de profundidad, se registró poco después de la una de la tarde hora local.

“He convocado al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar acciones”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente Enrique Peña Nieto.

“Les suplicamos salir de sus edificios, seguir indicaciones de protección civil”, pidió a través de la misma red social el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, escribió en su cuenta de Twitter: “Al momento no se reportan daños. Se encuentran activos los protocolos de atención y respuesta”.

Sin embargo, mexicanos en distintas partes de la ciudad compartieron testimonios, fotos y videos en los que se mostraban daños severos a edificios, casas y negocios. En algunas de las imágenes se observaban estructuras totalmente colapsadas.

Al empezar a sentirse el movimiento la gente comenzó a salir corriendo de los edificios en el Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la ciudad de México. En las calles había gente abrazada y llorando.

 

“Estoy consternada, no puedo contener el llanto, es la misma pesadilla que en 1985”, dijo a la AFP, entre lágrimas Georgina Sánchez, de 52 años, llorando en una plaza.

En la plaza Cibeles del DF, niños con crisis de pánico fueron desalojados de su escuela, mientras padres angustiados los buscaban entre la muchedumbre.

“Estaba caminando por la calle Colima y las ventanas empezaron a moverse. Vi a la gente correr, empezaron a gritar. Estuvo muy feo. No me quería acercar a ningún árbol. Me tuve que tirar al suelo“, refirió Leiza Visaj Herrera, de 27 años.

Al empezar a sentirse el movimiento la gente comenzó a salir corriendo de los edificios en el Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la ciudad.

Algunos de los videos que circulan en redes


Voz Ciudadana Chile en facebook
Compartir
Felipe Henríquez Ordenes

Zurdo, DDHH. Ateo BRAVO. En la búsqueda de la verdad y justicia. Autor de los Retazos de la Memoria Chilena.

Twitter: @PipeHenriquezO – Correo Electrónico: fhenriquez@vcc.cl

Loading...