El mandamás boliviano no midió las consecuencias… y tampoco la puntería.


El presidente de Bolivia Evo Morales fue el encargado de dar el puntapié inicial en la inauguración del Estadio Municipal de El Alto, cerca de La Paz, donde la gente pudo presenciar un interesante choque entre Bolívar y The Strongest.

Sin embargo, Evo fue el captó todas las miradas luego de darle un potente pelotazo a dos militares que se encontraban frente a él en la ceremonia.

El hecho no pasó a mayores, aunque lo más probable es que el uniformado haya quedado sin aire, ya que el recinto está ubicado a 4071 metros de altitud.

El nuevo estadio está ubicado en más altura que el Hernando Siles de La Paz, por lo que pasó a ser el más elevado del país altiplánico.


Voz Ciudadana Chile en facebook
Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook