Ya de por sí, los asientos de los aviones son chiquitos como para tener que lidiar con un compañero de viaje. Sin embargo, una joven subió a las redes sociales una imagen del PEOR compañero de viaje que te puede tocar a la hora de volar.

Jessi Char suele volar bastante. En su reciente viaje desde Long Beach a san Francisco se puso muy feliz cuando llegó a su asiento y vio que tenía la fila para ella sola. “Estaba volando a casa en San Francisco donde yo vivo y me puse muy contenta cuando me tocó toda la fila para mí, incluso pensé en levantar los apoyabrazos y dormirme una siesta”, contó la chica a través de Twitter.

 

Sin embargo, todo lo que empezó bien terminó complicándose: “a los pocos minutos de haber despegado, uno de los apoyabrazos se bajó y de repente vi un pie aparecer desde el asiento de atrás, y otro pie que apareció en el otro apoyabrazos”, contó incrédula Jessie.

Como si eso no fuera poco, el pasajero empezó a abrir y cerrar la ventanilla de Jessie con uno de sus pies.“Fue una especie de enojo y diversión”, remató la chica.

 

FUENTE- http://telefenoticias.com.ar

Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook
Compartir
Wilson Peralta
Editor en Voz Ciudadana Chile - Tu portal de Noticias que busca informarte día a día. Twitter: @Bocaeresmivida - Correo Electrónico: wilsonperalta@vcc.cl