Louie Tom Fenton, de tan solo doce años, decidió ahorcarse en su habitación después de aguantar los continuos abusos de sus compañeros, quienes le llegaron a lanzar carne sabiendo que el pequeño seguía una dieta vegana.

Louie vivía con su madre, Catherine Fenton, en una pequeña localidad al norte de Londres, Hertfordshire, y acudía cada día al colegio Richard Hale School, en la misma población. En el centro, el pequeño recibía a diario la intimidación de sus compañeros, quienes abusaban de él por ser vegano y le lanzaban carne.
Según explica la madre de Louie, “él había sido intimidado regularmente desde que llegó a la escuela Richard Hale. Él tenía citas regulares con el consejero y comenzó a auto-dañarse”, explica Catherine.
Del mismo modo, la madre del pequeño confiesa que intentó hablar con el colegio de su hijo en varias ocasiones, pero que el abuso hacia Louie continuaba, informa The Sun.
Según han podido saber los investigadores del caso, desde hacía tiempo el joven comenzó a fumar para intentar lidiar con el estrés que le producía el bullyingque recibía, hecho que la policía no relacionó con el suicidio, ya que no se encontró ninguna nota sospechosa entre las pertenecías del joven.
La familia de Louie explica que el pequeño era “un niño maravilloso” y que “de alguna manera, él tenía sabiduría y preocupaciones que no eran propias de un niño de su edad, y en otros aspectos era un muchacho travieso y entusiasta”.
Dominika Piasecka, portavoz de la plataforma vegana The Vegan Society, ha manifestado la tristeza que les ha producida la muerte de Louie.  “Desafortunadamente, los escolares pueden ser intimidados por cualquier punto de diferencia, usar gafas, su color de pelo, antecedentes sociales y así sucesivamente. El veganismo es sólo un posible punto de diferencia”, explica Piasecka.
FUENTE- cuatro.com
Compartir
Wilson Peralta

Editor en Voz Ciudadana Chile – Tu portal de Noticias que busca informarte día a día.

Twitter: @Bocaeresmivida – Correo Electrónico: wilsonperalta@vcc.cl

Loading...