La ruptura fue detectada este miércoles por un satélite estadounidense cuando pasaba por la región conocida como Plataforma de Hielo Larsen C.

Las corrientes y los vientos puedan llegar a empujarlo hacia el norte, en dirección al Atlántico, donde podría convertirse en un peligro para los barcos que navegan por la zona.

Por otra parte, afirman que el evento no significa que el nuevo iceberg vaya a desintegrarse, sino que es parte de un proceso natural que sufren las grandes masas de hielo.

El tamaño de este inmenso bloque de hielo es relativamente pequeño en comparación con grandes gigantes que se separaron en el pasado del continente blanco.

El más grande observado por un satélite era un objeto llamado B-15 que se deprendió de la Plataforma de Hielo Ross en 2000, y que medía 11.000 km2.

Tal como informa la BBC, científicos observaban hace varios meses el bloque de hielo, que tiene una superficie de aproximadamente 6 mil kilómetros cuadrados. A modo de comparación, equivaldría a 9,3 ciudades del tamaño de Santiago (641 kilómetros cuadrados) juntas.

Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook
Compartir
Wilson Peralta
Editor en Voz Ciudadana Chile - Tu portal de Noticias que busca informarte día a día. Twitter: @Bocaeresmivida - Correo Electrónico: wilsonperalta@vcc.cl