Yoro, Honduras: Intentar violar a una niña de 13 años le costó la vida a un hombre, luego que la abuela de la menor lo descubriera y lo atacara a machetazos.


El hecho ocurrió ayer en la madrugada en la aldea Nueva Esperanza en el municipio de Yoro, Yoro.

La víctima mortal es José Gámez Turcios (25), quien murió en el interior de la casa de Arancelia Almendárez (64), quien se enfrentó al individuo en defensa de su nieta.

“Hace dos días me había amenazado con que iba a llegar a mi casa a matarme junto a mi niña, yo me preparé y alisté un machete”, expresó la sexagenaria.

Aprovechando que en la humilde vivienda solo estaban la señora y su nieta, el individuo ingresó a la casa por un hoyo que tiene la puerta, a gatas avanzó y se acercó donde dormía la menor con la intención de violarla.

Los gritos de la niña despertaron a la abuela, quien agarró un machete y a oscuras atacó al individuo causándole la muerte. “Al encender la luz miré que se trataba del hombre que dos días antes me había amenazado porque no le permitía que le dijera tonterías a mi nieta”, expresó.

Matan a tío del presunto violador

Las autoridades llegaron al lugar a eso de las 6:00 am y mientras levantaban el cuerpo de Gámez, vecinos del lugar denunciaron que en los alrededores estaban Eusebio Turcios, padre del fallecido, junto con otros dos parientes, uno de estos identificado como Valentín Morales, quienes andaban armados y supuestamente buscaban hacerle daño a la señora.

Unos policías salieron de la choza, por lo que Valentín, quien era tío de José Gómez Turcios, salió corriendo en medio de unos maizales. En los sembradíos estaba trabajando José Guadalupe Díaz, quien era enemigo de Valentín. Este al ver que Valentín corría hacia él pensó que iba a atacarlo, por lo que sacó su arma y lo mató.

Al final, las autoridades levantaron los cuerpos de José Gámez Turcios y su tío Valentín Morales y detuvieron a Eusebio Turcios, padre y hermano de los fallecidos, a quien le decomisaron una escopeta y una pistola, por lo que es acusado de portación ilegal de armas.

También se arrestó a José Guadalupe Díaz por el crimen de Valentín Morales, y a Arancelia Almendárez por matar a José Gámez Turcios.

La sexagenaria fue presentada ante los tribunales progreseños adonde un juez determinó dejarla en libertad, aduciendo que la señora actuó en defensa propia. “Temo por mi vida porque hay sujetos que siguen sembrando zozobra en la zona, pedimos a la Policía que los busque y los metan presos, en el sector nadie los aguanta”, expresó doña Arancelia antes de dejar la sede policial y regresar a su casa.


Voz Ciudadana Chile en facebook
Loading...