El ex rostro de “Rojo” dijo que “mi depresión me tiró muy abajo”, por lo que está pasando un mal momento donde se ha refugiado en el alcohol, luego de dejar la cocaína.


El ex bailarín del extinto programa “Rojo” de TVN, Pablo Vargas, se confesó en el matinal “Muy Buenos Días” y pidió disculpas a los funcionarios del motel “La Mansión” de Recoleta, tras ser detenido por Carabineros donde acusó agresiones físicas y recriminó a la administradora del local.

Vargas dijo que la depresión lo ha hecho pasar un mal momento donde ha mezclado medicamentos con alcohol y lo llevaron al estado de descontrol que lo afectó en el motel. El ex chico “Rojo” dijo que “he tenido varias pérdidas de familiares, que más que afectarme a mi le afecta a mi mamá, que para mi es todo” y reconoció que consumió cocaína durante un tiempo.

El bailarín acusó que le falta una pareja estable y amigos para poder lidiar con su proceso de recuperación y aseguró que espera llegar a un acuerdo con los trabajadores de “La Mansión”: “Fue una estupidez”.

VEA ACÁ A PABLO VARGAS, GENTILEZA DE TVN


Voz Ciudadana Chile en facebook
Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook