Yo sé que la mayoría se pelaron el culo, mientras otros se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban”, dijo Carla Pardo en Instagram. La esposa de Claudio Bravo no contuvo la rabia y se desahogó en su Instagram tras la derrota de la Roja frente a Brasil, que dejó afuera del Mundial de Rusia a la selección.


“A quién le quepa el sombrero que se lo ponga y que se deje de andar llorando. Porque ahora es un país entero el llora (sic). Aquí te esperamos con los brazos abiertos mi capitán”, agregó Pardo, en un mensaje que generó un fuerte remezón mediático y mostró un quiebre dentro del camarín del equipo.

El mensaje, que incluso fue replicado por medios deportivos internacionales, no pasó desapercibido para Bravo. Al arquero de la selección le preguntaron por las palabras de su esposa tras el encuentro.

“Eso es más para la farándula, no voy a opinar sobre eso”, comenzó diciendo, según consignó La Tercera. Y luego afirmó: “Las cosas se hablan acá dentro, no es momento de ventilar cosas, no voy a ir más allá. Esas cosas se hablan en la interna. El que está acá sabe la responsabilidad. Somos gente grande y cada uno se hace responsable de las cosas”.

La polémica generada por la esposa de Bravo fue uno de los principales temas esta mañana por matinales e Intrusos. El espacio de farándula debatió sobre sus dichos y, además, abordó a la doctora Cordero, quien hizo un sincero análisis de las palabras de Pardo. Esto fue lo que dijo:

Doctora Cordero: “Fue público y notorio que otros salieron de parranda y eso es cierto. Tenemos derecho a pataleo. En psiquiatría se llama el derecho a la catarsis. Catarsis es desembuchar lo que a uno le molesta. Yo le reconozco de desembuchar lo que a uno le molesta.

“Ella a lo mejor no es de bajo perfil, como lo es la mujer de Vidal, porque la mujer de Vidal no dice ‘ni chis ni mus’. Con todas las cosas que ha pasado, iba en el auto cuando chocaron, estaba en el Monticello en una fiesta. Entonces son otros perfiles de esposa.

“Entonces, analizan que las mujeres no tienen que meterse. Yo soy partidaria de libre expresión, que se metan donde quieran si se lo aguantan, mientras a Bravo no le moleste. ¿Qué tenemos nosotros derecho a opinar? Ella yo creo que sale a apoyar a su marido y aprovecha de paso a mandarse una catarsis, decir lo que tenía embuchado”.


Fuente: Glamorama.


Voz Ciudadana Chile en facebook
Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook