“Fotos desatan suspicacias sobre la preferencia sexual de la Dra. Polo”, titula El Diario, uno de los sitios ImpreMedia, poderosa compañía de publicación de diarios en español de Estados Unidos.


“La doctora Ana María Polo tendría amorío con su asistente personal”, dice la web de El Universo, de Ecuador. “La doctora Ana María Polo, de Caso Cerrado, estaría en pareja con su asistente personal”, informa el medio argentino Infobae.

Esta semana la vida sentimental de la anfitriona del popular programa Caso Cerrado, que en Chile emite con éxito CHV, ha sido abordada en la prensa del mundo de habla hispana. Esto debido a la publicación de una serie de fotos -las cuales se encuentran en el Instagram aninapolo.img-, donde la abogada de 58 años aparece junto a Marlene Kay, “a quien públicamente siempre ha presentado como su asistente personal”, dice El Diario.

El mismo medio detalla que Ana María Polo “nunca ha confirmado o negado que sea gay, pero una publicación ventiló fotografías en las que se observa a la Dra. y Kay compartiendo en una fiesta, el auto y una mansión en Miami, en la que presuntamente viven”. En tanto, Infobae recoge algunas declaraciones que la animadora ha dado, como las siguientes: “No creo que nadie tenga que salir de ningún clóset.

Mire acá las fotos:

No creo que haya obligación de nadie de salir. ¿Cuándo vemos a la gente decir que es heterosexual? El solo hecho de decirle a alguien que cuente que es gay es ofensivo”. “Se opina todo el tiempo de mí. Todos quieren saber sobre mi vida y con quién duermo. Pero no le debería interesar a nadie.

Así que dejen de preguntar”. La versión del romance entre exitosa protagonista de Caso Cerrado -que produce la cadena estadounidense Telemundo y se emite en más de 20 países- y su representante también es conocida desde hace años en los pasillos de las industria televisiva chilena.

Ana María Polo guarda mucho su vida privada. Lo que es de dominio público y contó El Heraldo, de Miami, en marzo pasado, es que, a los 19 años, “se enamoró con locura de un hombre que era diez años mayor que ella”. El Heraldo detalla que la abogada no tuvo la aprobación familiar para esta relación. A pesar de ello, se casó, quedó embarazada y sufrió una pérdida. Polo se separó y más tarde adoptó un hijo que hoy tiene 31 años.


Fuente: Glamorama


Voz Ciudadana Chile en facebook
Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook