Desde el olvido de un país sin memoria,
entre las piedras de una fosa abandonada,
yacen los restos de miles de los nuestros,
cuevas colectivas de noches sin plegarias…

Siguen ausentes en las mesas de sus hijos,
están perdidos en las memorias de sus nietos,
claman a gritos ser escuchados,
mientras los buscan por otros sitios…

Desde las entrañas de la tierra,
y la salada espuma de los mares,
miles de voces mudas y miradas ciegas,
esperan ser oídos algún día…

Víctimas de los cobardes verdugos,
de la crueldad salvaje, de una ignominia feroz,
se encuentran ocultos, sin rastro y sin tumbas.
Deuda viva de los que a hoy no les dan tregua…

Pasaron años, que se volvieron décadas,
el espantoso y cobarde silencio de sus asesinos,
mantienen la herida abierta y sangrante,
no hay paz para los muertos, no hay paz para los vivos.

Felipe Henríquez Ordenes


Voz Ciudadana Chile en facebook
Compartir
Felipe Henríquez Ordenes

Zurdo, DDHH. Ateo BRAVO. En la búsqueda de la verdad y justicia. Autor de los Retazos de la Memoria Chilena.

Twitter: @PipeHenriquezO – Correo Electrónico: fhenriquez@vcc.cl

Loading...