Había sido diagnosticado hace tres años con esclerosis lateral amiotrófica. Llegó a figurar en el lugar 22° del ranking ATP.


El mundo del tenis está de luto luego de conocerse la noticia de la muerte del ex tenista francés Jerome Golmard, quien desde hace tres años convivía con un diagnóstico de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad degenerativa de los músculos y el sistema nervioso.

Jerome tenía 43 años y alcanzó su mejor ranking mundial en 1999, cuando se ubicó en el 22° escalafón de la lista de ATP. Ese mismo año ganó su primer título en Dubai, tras vencer en la final al alemán Nicolas Kiefer. El año siguiente conquistó su segunda y última corona en Chennai.

El francés fue profesional entre 1993 y 2006, aunque su imagen quedó emparentada a la pelea contra el ELA. A comienzos del 2014 conoció el diagnóstico y ese mismo año se sometió a un tratamiento experimental en California.

“No lo quiero aceptar. No me lo quiero creer”, había dicho durante esos primeros meses del 2014 el ex integrante del equipo de Copa Davis de Francia en el homenaje que le realizaron en Roland Garros.

La lucha contra el ELA se hizo mundialmente conocida el mismo año en que Golmard recibió su diagnóstico por intermedio del Ice Bucket Challenge, el desafío viral que realizaron diferentes personalidades del mundo para concientizar sobre este drama.


Voz Ciudadana Chile en facebook
Comenta esta entrada con tu cuenta de facebook